30 junio 2012 Hardware, Industria, iOS, Opinión

Tal día como ayer, pero de 2007, Apple daba uno de los saltos tecnológicos más cualitativos de los últimos tiempos y lanzaba el iPhone.

El primero, el que posteriormente se conocería como el iPhone original y que cambió por completo el mundo de la tecnología móvil. Desde entonces, cada presentación de un nuevo modelo del smartphone de la compañía suponía unos meses previos de rumores más o menos acertados, una keynote de presentación que nunca dejaba indiferente a nadie y días posteriores donde siempre había quien se felicitaba por las características de cada evolución y quienes quedaban decepcionados por uno u otro motivo.

Hoy, a modo de ejercicio nostálgico, en Descubre Apple vamos a hacer un pequeño viaje sobre como vivimos los lanzamientos de cada iPhone, desde el primigenio hasta el iPhone 4S actual, para celebrar un poco los cinco años que lleva ya con nosotros el gadget del siglo y que tantas satisfacciones económicas ha dado a Apple.

Cuando se presentó el primer iPhone, apenas había echado a rodar el blog, pero ya entonces nos quedamos maravillados y, una vez pasada la euforia del momento, o quizás no, repasamos un poco más la historia y sacamos nuestra primeras conclusiones.

La aparición del iPhone 3G supuso también la aparición de los rumores y las especulaciones acerca de como sería y las cosas que haría. Por fin tenía 3G y bastante cambios externos (como la carcasa completamente de plástico) e internos, que nos llamaron bastante la atención.

El iPhone 3GS fue la primera decepción para muchos. No porque fuera un teléfono malo, que no lo era, ni mucho menos, si no porque se habían imaginado tantas cosas (muchas imposibles, para qué negarlo) que el hecho de que mantuviera el mismo diseño y únicamente mejorase en prestaciones, a muchos les pareció insuficiente. A nosotros, no.

Sin embargo, el iPhone 4 sí que no decepcionó a nadie. Bueno, vale, siempre hay divergencias, pero en conjunto cumplió con las expectativas. Rediseño por fuera y mejoras a tutiplén por dentro. Ahora sí que volvía a dejarnos con la boca abierta.

No aprendimos la lección con el iPhone 3GS y la mayoría, aunque ya los habituales del ecosistema Apple habíamos rebajado las expectativas de cambio, volvieron a quedarse un poco fríos con el lanzamiento del iPhone 4S. ¡Pero si es igual que el iPhone 4! Nosotros no lo veíamos de esa manera, y así os lo contamos el día de su presentación.

ONE MORE THING…

El iPhone 5, o nuevo iPhone… o yo qué se. No se vosotros, pero yo estoy muy ilusionado con las expectativas y, haciendo un recuento a través de los diferentes lanzamientos, esta vez toca un gran salto.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *